Auditorio Nacional Ciudad de México
5 al 9 de septiembre de 2001


David Copperfield nos fascina una vez más con su presencia en la Ciudad de México. Llegó al inicio de esta semana y comenzó el día 4 de septiembre con una función privada para la compañía Televisa quien pudo hacer esta visita posible. Al día siguiente visito el CRIT (Centro de Rehabilitación Infantil Teletón), promoviendo este programa que ha llevado por todo el mundo nombrado "Project Magic", el cual estoy seguro muchos magos saben de qué se trata y cuál es su finalidad, ahí convivió con varios niños que asisten para recibir algún tratamiento de rehabilitación, esta visita estoy seguro que motivo a médicos y pacientes para poder darle seguimiento a este loable proyecto, así que por esta gran ayuda en la recuperación de los niños de todo el mundo "GRACIAS DAVID".

Al fin llegó el día, a la entrada del auditorio ya se habían puesto los vendedores de recuerdos de este evento, en el lobby se podía apreciar entre las personas alegría y nerviosismo pero todas ansiosas de que el show comenzara. Ya adentro se apagan las luces, comienza la música y se abren las cortinas. Salen los asistentes de David que tras haber mostrado una gran caja vacía por todos lados iluminada por dentro, entre sombras David hace su aparición sobre una motocicleta, como siempre David es recibido calurosamente entre miles de aplausos. él cómo todo gran artista agradece y da la bienvenida al show entre su español como él dice "perfecto" así como entre bromas y sentido del humor que le caracterizan.

El siguiente efecto fue en el que él es partido por la mitad con un rayo láser y mueve su torso por un lado y sus pies por el otro para luego bajar por una rampa en donde al final de eleva para poner su torso en su lugar, este efecto es lamentablemente muy poco apreciado ya que se realiza con luces muy bajas y entre mucho humo lo que dificulta la visión aún más pero a pesar de estos inconvenientes creo que son necesarios ya que es un gran efecto que no pueden perderse verlo en vivo.

Seleccionando a dos mujeres del público, David las sube al escenario y ahí en una silla realiza el cambio de pantaletas previamente marcadas con unas etiquetas, entre las dos mujeres, el cual es un muy buen efecto si no por dificultad "técnica" sí por todo el ingenio en su presentación, lo cual sabemos en la magia es lo que tiene mayor importancia, posterior a esto da a revisar una gran placa de metal la cual coloca en una mesa sobre de él que se encuentra acostado, es cubierto por una tela sobre la cual se empieza a ver movimiento, se denotan las manos, saca los brazos por unas hendiduras a los lados y prácticamente se ve cómo se eleva a través de la placa de metal sólido, este efecto recuerdo haberlo visto presentado por otro mago en un especial de televisión, lamentablemente no recuerdo exactamente quién y en dónde, pero no hay nada como verlo en vivo y con Copperfield.

También nos mostró una vez más la llamada Squezze Box en donde se va haciendo poco a poco más y más pequeño hasta llegar a unos 30 cm. de largo, no pudiendo faltar su sentido del humor dice que es la forma en la que hicieron a Armando Manzanero, posterior a esto realiza un efecto con todo el público asistente que tras mezclar varias veces ocho cartas (siete blancas y una con la imagen de la luna), David adivina exactamente en donde quedo la luna de cada persona del público, lo cual sorprende y fascina a cada uno de los asistentes sin entender cómo fue posible.

El último efecto antes del intermedio fue el que él mismo llamo "The Voyeur", en donde no podía dejar de lado toda la sensualidad y erotismo al que nos tiene acostumbrados en varios efectos, junto con sus asistentes, como siempre muy bellas las dos, en donde las desaparece y las vuelve aparecer sobre una cama de manera casi instantánea bajo una tela, cuya aparición en lo personal me encantó porque se puede ver claramente cómo se va formando la silueta de las chicas, así que aquellos que tengan la oportunidad de verlo en vivo, no se lo pierdan. Por fin llego el intermedio en donde muestra un video del último reto que enfrento del Tornado de Fuego, en el cual todos sabemos debe mantenerse en el "ojo" del tornado para evitar prácticamente ser incinerado cuyo logro, dejo encantado a todo el público.

Regresando del intermedio, hace resaltar nuevamente su sentido del humor al ajustarse el cuello, logrando el singular sonido que se crea cuando se truenan los huesos, así tras las expresiones del público de ""Ssss"", ""Auuu"", ""Ay"", en fin, descubre el secreto: un juguetito de esos para armar estructuras flexibles, para que después del aplauso el público, comenté que en realidad si se ajusta la columna vertebral, pero de una manera especial, aquí presento un nuevo efecto al que llamo "Back crack", lo que podría traducirse como "tronido de espalda", en donde levanta a la altura de su cintura una especie de barril con unas cadenas que agarran de cada lado dos de sus asistentes quienes le empiezan a dar vuelta hacia un lado y claramente se ve como su torso da vuelta conforme lo llevan sus asistentes pero sus pies siempre permanecen en una sola posición, después de tres vueltas, hace que lo regresen, bajan este cilindro tipo barril, lo abren y lo muestran completamente vacío, lo cual cosecha un sin fin de aplausos. Después de esto también nos presenta un nuevo efecto, que si no tan espectacular como otros, sí con la misma calidad de presentación que solo él puede tener, en donde realiza un corte de su brazo en tres secciones, dentro de una caja que se divide por tres cuchillas, de donde levanta la parte de en medio y muestra completamente vacía donde se puede ver de lado a lado, finalmente logra sacar su brazo en una sola pieza.

Después de esto para relajar un poco la actividad de escenario nos presenta ese gran efecto en donde desaparece el anillo de una mujer del público, para reaparecerlo en su zapatito que utilizaba cuando era niño, pese a que es un efecto que ya ha presentado antes no deja de gustar al público que le brinda como siempre un gran aplauso, después de este efecto que en realidad me encanto, es una aparición en la cual sube a un espectador a revisar por todos lados el escenario y una caja, mientras que las asistentes de Copperfield lo guían en esta inspección, David baja y se pierde entre el público, una vez revisada esta caja, desdoblan sus paredes hacía arriba para que en el preciso momento de subir el último lado David aparezca dentro.

Nuevamente nos deleita con uno de sus efectos ya antes presentados como es el cubo del pato, pero como nunca deja de sorprendernos la repetición que realiza en cámara lenta y con el pato de peluche hace de este efecto una nueva sorpresa con el gran sentido de presentación que posee Cooperfield, al fin llegamos a uno de los efectos fuertes con los que llega Copperfield, que es la desaparición y reaparición de una persona del público en una playa al otro lado el mundo, la desaparición la realiza encima del público con la ayuda de una grúa, para probar que todo es en vivo durante el show realiza enlaces con el personal que tiene allá, y para confirmarlo todavía más toma una fotografía instantánea de unas personas del público que sostienen una lamina con el dibujo de un niño del público y la inicial de otro, junto con un llavero que marcan para reconocer posteriormente, cuando haga su aparición en la playa, así dejando a la persona seleccionada en esta playa regresa apareciendo entre el público. Como magos, muchos buscarán mil y una formas de explicarse este fenómeno, lo más probable por sentirse engañado, pero hay que retomar lo que dice Copperfiled antes de iniciar este efecto "Habrá personas que dirán eso no es posible, no trates de insultar mi inteligencia, así que nada más recuerden que esto es solo una ilusión", así que invito a todo aquel que tenga la oportunidad de verlo en vivo, que no lo vea con ojos de mago y créame que realmente lo disfrutará.

Para finalizar su show selecciona trece personas al azar lanzando tres pelotas gigantes entre el público, al subir al escenario, y es increíble ver cómo hasta los errores y el más mínimo detalle están ensayados ya que al igual que en el especial no falto el "King kong´s condom", lo que causa la hilaridad del público, finalmente pone sobre una plataforma a todas las personas sentadas y les da una lámpara a cada uno para que al cubrir la plataforma con una tela se pueda ver como mueven las luces, así tras elevar la plataforma y ver el movimiento de las luces, jala la cortina y en medio de unos efectos pirotécnicos desaparecen las trece personas a la vista del público, para reaparecer en la parte posterior del primer piso del auditorio, dejando a todo el público sorprendido, así finalmente tras la gran ovación que brindo el público de pie a Copperfield se despidió agradeciendo su asistencia a los espectadores, quienes quedaron totalmente complacidos con esta nueva visita de David Copperfield a nuestro país.

De una u otra forma Copperfield sigue manteniendo esa presencia, ese sentido del humor y esa magia que logra transmitir, tan solo con verlo, lo cual le ha hecho acreedor de todo su éxito actual y el gusto incondicional del público a nivel mundial, por lo que esperamos que no pase mucho tiempo antes de la siguiente visita y que aún tengamos David Cooperfield para muchos años más.

Por toda la magia que has compartido con nosotros...

GRACIAS DAVID COPPERFIELD

Magos Adrián Fox y Tonny