Sin embargo, por diferentes motivos, inclusive llegó un representante de la FIA, "Caminos del Inca" no fue incluido en el campeonato mundial de marcas, en 1972.

En buena cuenta, el deseo de que el deporte automotor en el Perú contara con un escenario apto para satisfacer las más exigentes aspiraciones del deporte-tuerca peruano. El anhelo de elegir una ruta donde los pilotos y sus máquinas pudieran acreditar en forma concluyente la vigencia de sus bondades. El afán de establecer un recorrido que, vinculado importantes zonas y ciudades del país se asentara sobre la columna vertebral de nuestra serranía. La ambición de que el automovilismo deportivo peruano tuviera su "Prueba grande" capaz de satisfacer al más auténtico aficionado. Este conjunto de ideales y esperanzas fueron los que tuvieron hombres que forman las directivas. En esta época el Ing. Eduardo Dibós presidía el Automóvil Club Peruano, y en todo momento encontró respuesta a tantas inquietudes.

Así quedó consagrada esta competencia como el Gran Premio "Caminos del Inca", que se ha convertido en la prueba más importante del país, y son muchas las oportunidades que se ha logrado el concurso de consagrados pilotos extranjeros, que se quedaron maravillados por lo lindo del territorio peruano.

La propuesta de "Nicky" Alzamora fue objeto de diversos estudios y de un activo intercambio de ideas hasta que , finalmente, se acordó largar la primera edición desde el kilómetro cinco de la carretera central. La largada fue espectacular y presenciada por miles de aficionados, que lograron las mejores ubicaciones para ver el paso de los bólidos. En la segunda edición la largada se produjo en Moyopampa, zona que más adelante se hizo tradicional. Asimismo, hay que señalar que la primera versión, la etapa Lima-Huancayo, se disputó sobre un total de 306 kilómetros y a partir de 1967 quedó reducido a 267 kilómetros.

http://www.caminosinca.com/
" />
Insert logo herehttpgroupsgooglecomgroup

Insert tag line
slogan here

Site Navigation
Untitled document

Camino del Inca Si bien desde su iniciación, en 1966, los "Caminos del Inca" demostraron ser una competencia automovilística capaz de satisfacer al más exigente, el "status" que se exhibe sólo se ha podido lograr mediante el mancomunado esfuerzo de todas aquellas personas que en el seno del Automóvil Club Peruano, tuvieron desde un principio fe en su futuro. Con profunda satisfacción se puede decir que el Gran Premio "Caminos del Inca" ha sido incluida, desde 1971, en el calendario internacional de la Federación Internacional del Automóvil ( FIA ). 

 

Sin embargo, por diferentes motivos, inclusive llegó un representante de la FIA, "Caminos del Inca" no fue incluido en el campeonato mundial de marcas, en 1972.

En buena cuenta, el deseo de que el deporte automotor en el Perú contara con un escenario apto para satisfacer las más exigentes aspiraciones del deporte-tuerca peruano. El anhelo de elegir una ruta donde los pilotos y sus máquinas pudieran acreditar en forma concluyente la vigencia de sus bondades. El afán de establecer un recorrido que, vinculado importantes zonas y ciudades del país se asentara sobre la columna vertebral de nuestra serranía. La ambición de que el automovilismo deportivo peruano tuviera su "Prueba grande" capaz de satisfacer al más auténtico aficionado. Este conjunto de ideales y esperanzas fueron los que tuvieron hombres que forman las directivas. En esta época el Ing. Eduardo Dibós presidía el Automóvil Club Peruano, y en todo momento encontró respuesta a tantas inquietudes.

Así quedó consagrada esta competencia como el Gran Premio "Caminos del Inca", que se ha convertido en la prueba más importante del país, y son muchas las oportunidades que se ha logrado el concurso de consagrados pilotos extranjeros, que se quedaron maravillados por lo lindo del territorio peruano.

La propuesta de "Nicky" Alzamora fue objeto de diversos estudios y de un activo intercambio de ideas hasta que , finalmente, se acordó largar la primera edición desde el kilómetro cinco de la carretera central. La largada fue espectacular y presenciada por miles de aficionados, que lograron las mejores ubicaciones para ver el paso de los bólidos. En la segunda edición la largada se produjo en Moyopampa, zona que más adelante se hizo tradicional. Asimismo, hay que señalar que la primera versión, la etapa Lima-Huancayo, se disputó sobre un total de 306 kilómetros y a partir de 1967 quedó reducido a 267 kilómetros.

http://www.caminosinca.com/

 

News
This section is stored in:
news.shtml
which can be edited from your webspace CMS system, OR using "sayit"

Footer information goes here, copyright 2010