coming soon! coming soon!
English Version Coming Soon!!
In the meanwhile you can use Altavista's Translator
(though the result is really awful, replace 'YOU's with 'TI's)




 

   En Mayo de 1999 se produjo el lanzamiento mundial de la novísima HP-49G. Enseguida la gente comenzó a hacer comentarios sobre la máquina heredera de las archivendidas HP48G/G+/GX. Pero a pesar de que la nueva calculadora era la que ofrecía más potencia, funciones y utilidades que jamás había hecho Hewlett-Packard, la mayoría de lo que se decía en los newsgroups no eran precisamente alabanzas...

   El problema no era la rivalidad entre defensores de las HP y de las TI (parecen estar bastante a la par, lo cual no gusta a ninguno de los dos colectivos, aunque si decimos que el procesador de la HP-49G continúa siendo el Saturn de 4MHz mientras que la TI-89 lleva un cerebro de 10MHz, enseguida saltan a la vista las diferencias entre el potencial real de la una y de la otra). El problema era el feeling de la nueva calculadora.

   Perdón por el anglicismo, pero feeling expresa muy bien esa sensación que tienes con uno de estos aparatos en la mano (sobretodo si conoces su potencial real y no lo utilizas tan solo para hacer sumas y jugar...). El tacto, el color, el ligero click de la teclas,... son señas de identidad de cada fabricante, e indiscutiblemente en este aspecto las HP han sido las reinas los últimos 30 años... hasta ahora?

   Vulgar es la palabra que resumiría el conjunto de críticas que se han vertido sobre la HP-49G. La nueva calculadora se parece demasiado al resto de calculadoras que hay en el mercado, no tiene la marca de identidad que todas la HP anteriores han tenido. Se ha optado por un moderno color azul metálico, las teclas (aunque de calidad) son de goma y han perdido la forma y el tacto de las calculadoras clásicas, es una calculadora mixta: además del RPN de siempre la calculadora también funciona en modo algebraico, y no solo eso, sinó que este último es el que viene configurado por defecto!! En definitiva: la HP-49G es una apuesta descarada por adueñarse del mercado joven (feudo clásico de las TI), un mercado que, a mi entender, no necesita una calculadora del potencial de la HP-49G.

   Mientras todo esto ocurría yo iba adquieriendo un creciente interés en las calculadoras clasicas, sobre todo las HP. Así que pensé en hacerme con alguna de las más representativas y sentir ese feeling que la HP-49G parecía no tener. Ya tenía una HP-48G desde 1993 más o menos, pero buscaba algo más antiguo. Me puse en contanto con una persona que estaba vendiendo parte de su colección y le compré una HP-65 y una HP-25C a bastante buen precio... desde entonces colecciono calculadoras. Después de estas dos han venido algunas más, de momento pocas y ya no me limito a HP. En general me interesan las calculadoras que cumplan alguna de las siguentes características: sean HP, tengan una pantalla tipo LED (o cualquier otro que no sea el moderno LCD) o sean programables anteriores a 1985-90.

   Es curioso ver como ha ido evolucionando el concepto de programa en las diferentes calculadoras: desde la más sencilla programación por pulsaciones (la calculadora recuerda las teclas pulsadas y las repite al ejecutar el programa, cada pulsación es una posición de memoria) hasta el elaborado procesador de listas o lenguaje orientado a objetos que es el RPL de las HP. También llama la atención la lentitud (relativa a la velocidad actual) con la que realizan los calculos las primeras calculadoras de bolsillo. O la curiosa pantalla de Nixie tubes (tubos de vacío?) de algunos modelos de sobremesa...

   En estas páginas podrás encontrar alguna de la información que he ido recopilando en estos últimos meses sobre el tema, así como software para calculadoras y alguna otra curiosidad, espero que te sea de alguna utilidad. Por supuesto si deseas corregirme en algo, preguntarme o darme tu opinión sobre cualquier tema relacionado no dudes en hacerlo.

Un saludo,
Xose

 


Volver al Índice


(c)1999 José Manuel Pérez
Barcelona

Hosting by WebRing.