Salón Histórico

InicioPersonajesFotosForoExtrasEnlacesLibro de Visitasemail

 

 

 

María Teresa de Habsburgo nació en Viena, Austria el año 1717, segunda hija del emperador Carlos VI e Isabel Cristina de Brunswick. Casada en 1736 con Francisco de Lorena con el que tuvo dieciséis hijos, entre ellos María Antonieta reina de Francia nacida en 1755. (Sólo diez de los hijos de María Teresa y Francisco de Lorena alcanzaron la madurez.)

En 1740 el emperador Carlos VI fallece, por primera vez después de cuatrocientos años de vida del Sacro Imperio Romano, un rey moría sin dejar heredero varón, el trono correspondía ahora a una mujer. Debido a que existía la Ley Sálica -Ley que impide que gobiernen las mujeres- se llevó a efecto la Pragmática Sanción que permitía que gobernaran las mujeres en caso de ausencia de heredero masculino.

Pocos creían que la nueva reina conservaría el trono, junto con su ascenso al trono se desató la guerra de sucesión austríaca, donde los gobernantes de países vecinos ya empezaban a dividirse el imperio, el máximo enemigo de María Teresa fue Federico el Grande de Prusia, quién a toda costa quería arrebatarle el trono. Pero María Teresa tenía el corazón de un rey y luchó por el imperio, y no sólo conservó el trono sino que también recuperó tierras perdidas hacía siglos, y fue así como un viejo imperio que por más de cuatrocientos años había sido gobernado por hombres fue salvado por una mujer, y por fin fue reconocida como reina de Hungría y Bohemia y emperatriz del Sacro Imperio Romano.

En 1765 su amado esposo fallece, lo que la deprime profundamente y la llevó a usar un luto perpetuo. Tras la muerte de su esposo María Teresa nombra co-regente a su hijo José quien fue conocido en la historia como José II (1741-1790). Cinco años más tarde en 1770, compromete a su hija menor, María Antonieta, con el delfín de Francia, futuro Luis XVI, afortunadamente no vivió para ver el triste final de la vida de su hija en la guillotina en 1793.

Tras largos años a cargo del reinado y luego de dar la bendición a sus cinco hijos ausentes que se repartían en el extranjero: Leopoldo, gran duque de Toscana; el príncipe Fernando; María Carolina, reina de Nápoles; María Amalia, duquesa de Parma; y su querida María Antonieta, reina de Francia; y acompañada de los otros cinco que vivían en Austria, el heredero José, el archiduque Maximiliano, la duquesa María Cristina, y las archiduquesas María Ana y María Isabel, (estas dos últimas abadesas) la emperatriz María Teresa muere en Viena en una habitación del palacio de Schönbrunn, era el atardecer del 29 de Noviembre de 1780.

Ver fotos de María Teresa


 

Eres el visitante Nº Contador en esta página.
Hosting by WebRing.