[m a l a c a n d r a]
Vistazo núm. 34 2/8/1998 - Archivo

El valor de la mierda

En «Un examen de ciertos abusos, corrupciones y enormidades en la ciudad de Dublín» Jonathan Swift (1667-1745) ironiza acerca de las diferencias entre los excrementos británicos e irlandeses. En relación con esto Eduardo Stilman (en su edición anotada de Swift: Escritos subversivos) se hace eco de una investigación típicamente decimonónica. Parece ser que en 1898 dos profesores del Instituto Nacional Agronómico de París analizaron el contenido de agua, nitrógeno, fósforo y potasio en las «deyecciones» de obreros y burgueses. Los burgueses ganaron prácticamente en todos los apartados. Se calculó que un tonel de «desechos de obreros» se podría vender como abono por 9,74 francos. El tonel de «desechos de burgueses» alcanzaría los 15,47 francos.

Jonathan Swift no sólo situó con exactitud los dos satélites de Marte (en el tercer viaje de Gulliver) 150 años antes de que los descubriese el astrónomo Asaph Hall. Con sus despiadadas sátiras se anticipó a la vez a Freud, a Marx y a los surrealistas. Sirva como muestra, en un próximo número de nuestro boletín, el lúcido y negrísimo humor de «Una modesta proposición para evitar que los hijos de los pobres de Irlanda sean una carga para sus padres o su país y para hacerlos útiles al público».


2/8/1998
http://webspace.webring.com/people/gg/giorda/v034.html
Copyright 1998 malacandra, los autores

This page hosted by Get your own Free Home Page

1
Hosting by WebRing.