[m a l a c a n d r a]

Buenas noches, señor Samsa

TOX <tox1@mixmail.com>

Cuando me despido de mi novia en su portal, encuentro placentero ir caminando despacio hacia mi casa. Siempre es de noche, y entre su calle y la mía hay un par de parques y unas cuantas callejas empinadas. Muchas veces me paro junto a un edificio viejo, en la calle P..., para ver a las cucarachas. Salen por decenas de los canalones y corren por la acera como gotas de mercurio. En una de estas ocasiones - era invierno y la niebla ensuciaba la luz de las farolas- un ejemplar enorme apareció entre dos coches. Calculé que su tamaño era aproximadamente el de un hombre. El monstruo caminaba fatigosamente y hacía un ruido como de crujir de tablas. Un detalle me sorprendió: incrustada en su caparazón, había una manzana. La fruta se estaba pudriendo y se veía que le causaba dolor. Eso me hizo recordar. Con una cierta lástima, murmuré: «Buenas noches, señor Samsa». La enorme cucaracha hizo un gesto cansado con su cabeza y continuó su renqueante caminar. En un bar cercano, daban el noticiero: la bolsa bajaba, dos niñas muertas, inundaciones en Pekín.


¿Comentarios?

Esperamos sus comentarios, críticas, sugerencias, etc. Escríbanos.


15/10/1998
http://webspace.webring.com/people/gg/giorda/05samses.html
Copyright 1998 malacandra, los autores

This page hosted by Get your own Free Home Page

1
Hosting by WebRing.