Masas 127 - 5/6/98

A 30 a#os de la gesta del Mayo francés, pongamos en pie un movimiento estudiantil revolucionario


Los antecedentes del Mayo francés del 68 debemos encontrarlos no solamente en la lucha estudiantil contra el orden establecido, tanto dentro de las universidades como la lucha emprendida contra el propio sistema, sino también en la situación política mundial.
Sería por demás extenso y no compatible en este espacio hacer un balance a 30 a#os del Mayo en toda su dinámica. Pero si nos interesa destacar algunos aspectos de aquella gloriosa gesta.
En primer lugar debemos subrayar el marco mundial en donde se desarrolla el Mayo del 68. La crisis en que se encontraba el capitalismo en la mitad del adécada del 60, un "impasse" en donde el escenario cotidiano era miseria y explotación de las colonias y semicolonias (llamadas del tercer mundo), en donde entra en una extensa crisis que llega hasta los a#os 80, donde se abre nuevamente un ciclo expansivo del capital.
La instauración del Estado Obrero Cubano en el 59, la guera de Vietnam, con la notable repercusión dentro del bastión imperialista: EEUU, la lucha revolucionaria de Argelia y su repercusión al interior de la república francesa - recuerdese que este país era colonia de ésta última -, Bolivia en el 52, Indonesia en el 65, el Cordobazo en el 68, la lucha revolucionaria boliviana en el 71, etc, revelan el marco internacional.
Otro aspecto es la reivindicación que hacemos de los métodos de acción directa, manifestando con éstos que se "podía contra el regimen capitalista" en Francia, así se sucedieron las marchas, la huelga estudiantil, la lucha callejera, el enfrentamiento con la policia contestando a la violencia, y no aceptando antes que nada ser los que organicen la explotación, los técnicos de la producción capitalista, ser la expresión de la división del trabajo manual e intelectual; de esta manera luchaban por una sociedad sin clases, sin explotados y explotadores.
Cabe se#alar en esta perspectiva cómo se generalizó tal movimiento a sectores obreros, poniendo en primer lugar sus propias reivindicaciones de salario, menoa a#os para jubilarse, reducción de las jornadas laborales, etc. Es de notar que practicamente se desarrolló la huelga general indefinida; quedando Francia bajo la dirección de los trabajadores, que coordinaban las luchas, imponían en forma tendencial el control de precios como así de la producción, etc.
Por otro lado, el movimiento se extendía a Italia a Alemania en donde se producían manifestaciones multitudinarias de estudiantes.
Cabe se#alar que este movimiento se gesta en contra - producto de la experiencia con el Stalinismo - del PCF en donde éste con su política conciliatoria aislaba o tricionaba tal movimiento.
Uno de las mayores limitaciones de la lucha estudiantil de Francia la expresa claramente uno de sus máximos dirigentes, Daniel Cohn-Bendit en donde en la linea de delimitarse con el Partido Comunista Francés, reniega del rol de vanguardia, y de lucha preparatoria que ésta debe llevar adelante hasta llevar al movimiento a la victoria, cayendo en posiciones espontaneistas y anarquistas, ... la fuerza de nuestro movimiento se apoya en una espontaneidad incontrolable, que da el impulso sin pretender canalizar o sacar provecho de la acción que ha desencadenado. Para nosotros existen hoy dos soluciones evidentes. La primera consiste en reunir cinco personas de buena formación política y pedirles que redacten un programa, que formulen reivindicaciones inmediatas de aspectos sólidos y digan: "esta es la posición del movimiento estudiantil, hagan según eso lo que quieran". Es la mala solución. La segunda consiste entratar de hacer comprender la situación, no a la totalidad delos estudiantes, ni siquiera a la totalidad delos manifestantes, pero a un gran número de entre ellos. Para eso, es preciso evitar la creación inmediata de una organización o definir un programa que serían inevitablemente paralizantes. La única oprotunidad del movimiento es justamente ese desorden.
Acaso no corespondía organizar al movimiento desde las bases y no caer en la presión de este o moverse al compas del mismo?, o acaso el pael contra revolucionario jugado por el Partido Comunista Francés no implicaba desde la vanguardia revolucionaria una política en contra de este?, o acaso no correspondia se#alar cuales eran las vallas u obstáculos a resolver por el movimiento?. Acá nos delimitamos con el Sr. D. Cohn-Bendit.
Creemos que su posición es contraria a la política revolucionaria, que con posiciones anarquistas el movimiento, así lo ha demostrado la historia, no puede resolver las políticas reformistas de los diferentes agrupamientos estudiantiles; o este se#or pensaba que bastaba solamente con la fuerza del movimiento para resolver los problemas de la revolución?
A treinta a#os de esa lucha, en momentos que el capitalismo se encuentra en una profunda crisis, en donde en la tierra del "iluminado" Cohn-Bendit se están protagonizando luchas de gran envergadura - ferroviarios, Air France, etc. -; donde el movimiento de masas y en particular los universitarios en Indonesia pone al país en una franca situación revolucionaria - independientemente de su desenlace -; lo que corresponde se#alar con total firmeza es la vigencia de la herramienta revolucionaria que hay que construir: el Partido Obrero Revolucionario, no solamente en el plano nacional, sino a escala Mundial, que elabore el programa correspondiente al país en donde actua, que dirija la Revolución Internacional, y que combata las políticas revisionistas de todo color. Para que las futuras movilizaciones no sean desviadas a salidas institucionales, como el parlamento, etc. - llevando a tales movimientos a la frustración, producto de la inviabilidad de estas - que tanto defiende hoy "nuestro" Daniel Cohn-Bendit, debemos destruirlas solamente confiando en nuestras propias fuerzas.
A treinta a#os del Mayo del 68 el mejor homenaje a aquellos jovenes estudiantes y obreros, es generar un solidario, politizado y revolucionario movimiento estudiantil que luche contra la opresión imperialista; los estudiantes de Neuquén marcan el camino y las tareas a realizar. Manos a la obra.

Pedro Bala


Volver al índice


Hosting by WebRing.