Sociales necesita otra dirección


La gestión llevada a cabo por la Alianza al frente del Centro de estudiantes de Sociales es la garantía que tiene el proyecto del Banco Mundial de privatizar la educación en todos sus niveles, impidiendo la movilización del estudiantado en defensa de sus conquistas. Esta gestión se caracteriza por el permanente ataque a las condiciones de estudio del estudiante y a la paulatina aplicación del ajuste expresado por la LES. El encarecimiento de los apuntes (300 % sobrevaluados), el desalojo violento de la cooperativa de estudiantes del bar del sur, la existencia de cerca de un 50 % de profesores auxiliares trabajando "gratis" mas los sueldos de miseria de los que pueden cobrar, la falta de espacio físico, la falta de disponibilidad horaria, la presencia de seguridad privada al interior de la facultad, la extensión de cursos de posgrados arancelizados, etc. dan cuenta de una realidad conflictiva que bajo un manto de relativa calma va acumulando contradicciones explosivas, siendo la principal la política llevada a cabo por la repodrida burocracia estudiantil de la Alianza y los interese históricos de los estudiantes. Desde el POR planteamos la necesidad de empezar a construir una organización de los estudiantes que se transforme en el fiel reflejo de sus intereses, dotándose de las mejores enseñanzas de años de lucha y en particular, retomando las experiencias anti burocráticos y de acción directo planteadas por la lucha de mayo de1999 (Interfacultades!!!) y por la heroica lucha de los estudiantes mexicanos de la UNAM. Desde el POR decimos que el camino para conseguir este objetivo en la Facultad de Ciencias Sociales pasa por el fortalecimiento de las instancias de autoorganización llevadas a cabo por grupos de estudiantes con el fin de conseguir apuntes mas baratos. También creemos que este camino nos impone la necesidad de discutir en asambleas de autoorganizados por cursos que plataforma de reivindicaciones, tanto de Sociales como a nivel nacional, nos damos avanzando en un camino de clarificación y delimitación política necesario para poder enfrentar al ajuste aliancista y a sus posibles aliados. Avanzar por este camino sin sectarismos es la garantia que hoy tenemos los estudiantes para poder empezar a resistir organizadamente los planes de ajuste de la Alianza y y el Banco Mundial y abrir la posibilidad de pasar a la ofensiva y construir una Universidad al servicio de los trabajadores sobre las bases de una enseñanza estatal, laica y gratuita.

Corresponsal

Página principal

Índice

Hosting by WebRing.