Masas 133 - 4/12/98

Editorial


El POR también entiende que la lucha para imponer el castigo a los genocidas, a los Videla, Massera, Agosti, Tigre Acosta, Astiz, Etchecolatz, a los cientos de torturadores y asesinos, debe entroncar necesariamente con la lucha por arrancar a la burguesía trabajo para todos y un salario que alcance por lo menos al costo de la canasta familiar, con la lucha por impedir la flexibilización laboral, terminando con las condiciones de esclavitud que ya se están aplicando.
Se trata de una misma lucha. La dictadura y la represión tienen su base material en el poder económico de la burguesía, en el capital financiero internacional. Son ellos los que ordenan, los que no dudan en provocar un ba#o e sangre cada vez que sus intereses pueden ser amenazados.
Es el capitalismo el responsable de tanta desocupación, hambre, y barbarie, no sólo Menem y su camarilla, que son apenas sus sirvientes.
No habrá justicia, no habrá castigo final para los genocidas, ni habrá desmantelamiento del aparato represivo, mientras no arranquemos del poder a la burguesía, a esa minoría cada vez más concentrada, propietaria de los principales medios de producción de la Argentina. Ellos cada vez más ricos y poderosos, amasando cuantiosas fortunas, nosotros más pobres cada vez, más explotados, hundidos y reprimidos.
Como haremos para sacarnos de encima semejante lacra, corroída además por la corrupción y el narcotráfico creciente?
Es indispensable unir y coordinar todas las luchas, sociales, políticas, democráticas, en un sólo pu#o contra el régimen. El único camino para imponer nuestros reclamos es el de la acción directa de masas, las huelgas, los cortes de rutas, las ocupaciones.
La Alianza, uno de los sostenedores de este régimen, hace un gran esfuerzo para que las masas se encarrilen detrás de planteos generales antimenemistas y que se ilusionen con que votando podrán conquistar la democracia, la justicia y cuantas cosas más.
Una franja importante de militantes de derechos humanos, de sindicatos que se reclaman combativos, de agrupaciones estudiantiles, se han colocado como furgón de cola de este sector, que se proclama partidario de la defensa de los intereses del gran capital y el imperialismo.
Al mismo tiempo algunas agrupaciones y partidos de izquierda tanbién se han volcado a la campa#a electoral, poniendo el acento en las elecciones y los candidatos.
Esto habla de por sí de las dificultades para estructurar la unidad para la lucha, cuando aparece bloqueada por tantas ilusiones electoralistas, alimentadas además por quienen se reclaman de la izquierda y la clase obrera.
Esto quiere decir que hay que desconocer las elecciones? Nada de eso. Se trata de subordinar toda intervvención electoral a denunciar el papel del parlamento y las elecciones, se#alando que de democracia no quedan ni las formas, diciendo que no hay otro camino para resolver todos nuestros problemas que la acción directa independiente de las masas. Toda intervención electoral de la izquierda revolucionaria, con candidatos propios o sin ellos, debe se#alar que la salida para las masas es la revolución social acaudillada por la clase obrera, es lcuahr por su propio poder.
Pero fundamentalmente, la intervención en este periodo debe orientarse a la organización desde las bases para recuperar la asamblea cómo método esencial, a recuperar los sindicatos, los centros de estudiantes, y todas las organizaciones, para la lucha que busca abrirse camino pese a todo.
Las centrales sindicales y los sindicatos más importantes sólo piensan en cuantos cargos tendrán en las listas de los partidos patronales para el 99 y que candidato öes ofrece mejores prevendas.
Mientras, los bancarios del Banco Mayo quedan abandonados por la Bancaria costándole más de 1000 puestos de trabajo; los obreros de la construcción siguen accidantandose y muriendo cada día aplastados por la esclavización laboral que se aplica con la total colaboración de los burócratas de la UOCRA. Mientras miles de obreros sos suspendidos en las automotrices, se caen los planes "Trabajar" y otros similares en Cutral Co y en Cruz del eje, los estatales juje#os con meses sin siquiera cobrar sus sueldos; en medio de un proceso feroz de concentración en el transporte automotor con conflictos y despidos, con el combativo Palacios mirando para otro lado. Y, también, podemos registrar la pérdida de otro a#o para los docentes, producto de la Carpa organizada el a#o pasado para desviar las luchas y para presionar al Congreso para que se otorgue un miserable aumento a cambio de apoyar la Reforma Educativa del Banco Mundial ....
Las condiciones de vida ya son graves y aún serán peores según nos vaticinan los voceros del capital.
Nuestra obligación es trabajar por unir la lucha contra la impunidad con todas las luchas sociales forjando un sólido frente antiimperialista bajo la dirección de la clase obrera para terminar con el régimen.(no sólo con Menem!)


Volver al índice


Hosting by WebRing.