Masas 127 - 5/6/98

Editorial


El gobierno de Menem y su ministro de economía expresan una situación por demás dificil en la medida que la capacidad recaudadora es cada vez menor.
El paquete fiscal tiene como contrapartida el malestar ya no solamente de sectores del capital - ahí están las declaraciones de los representantes de la UIA que expresan con claridad que el gobierno no tiene política de producción; tanto los sectores plebeyos como los grandes terratenientes del campo, están contra la aplicación del IVA que no es más que un crédito fiscal a favor del gobierno -, sino la propia advertencia de la iglesia ante la posibilidad cierta de nuevos estallidos de masas para calamr el hambre de los que tienen y no tienen trabajo. La miseria crece como consecuencia directa de las políticas implementadas por el gobierno proimperialista, arrasando cada día más las conquistas laborales vía flexibilización.
La burguesía argentina expresada en el "grupo de los 8" se encuentra con roces con el gobierno, en la medida que sus posiciones presionan más y más pidiendo mayores ventajas, en lo que hace a pagar menos impuestos y se#alando al esatdo que gaste menos. El acuerdo que si reivindican y que mantienen con el gobierno es en la rebaja de los aportes patronales. Lo que se#alo este vocero de la UIA que la política del equipo económico es de recaudación, advirtiendo al mismo tiempo las implicancias del efecto de la crisis asiática y de la pasividad, en este aspecto, del equipo gobernante.
Tanto el gobierno como la propia Alianza (en crisis) saben de lo lejos que se encuentra el 99. La necesidad creciente de volver a potenciar las ilusiones es una cuestión apremiante para unos y otros. Es en esta perspectiva, que debe entenderse la crisis abierta en el seno de la Alianza que intentan resolver con posibles "rupturas" o en el mejor de los casos buscando el mejor candidato a través del consenso y dejando las internas abiertas para otra ocasión. De la misma manera, la "paz" entre duhaldistas y menemistas debe interpretarse en relación a la recesión que golpea las puertas de los hogares trabajadores, así el circo por la torta y el enga#o camina por otros andariveles.
El conflicto de Rio Turbio, como así también el sin número de luchas en el Neuquén - totalmente tabicadas por la burocracia y los medios masivos de comunicación - expresada en la veintena de colegios terciarios, secundarios y universidades tomados, como así el corte de la ruta 22 por aprte de la comunidad educativa, la movilización docente en Capital Federal contra el patrón De La Rua, la movilización con represión en Córdoba, etc. vienen expresando el proceso de desbloqueo de la tendencia a la movilización generalizada de los explotados, desviada hacia las ilusiones democráticas con las elecciones del 26 de octubre del 97.
La abierta colaboración con el gobierno, cada una en diferentes grados y matices, tanto de la oficialista CGT, como del MTA o los "combativos" del CTA y de la CCC representan para los trabajadores de la ciudad y el campo lisa y llanamente mayor explotación.
La crisis de dirección hoy se revela crudamente en el vaciío dejado intencionalmente por estos "representantes" u "opositores".
Para el activismo que viene realizando su experiencia, tanto con los aliancistas como con sus tributarios sindicales, de lo que se trata es de dar un paso decisivo para el movimiento en su conjunto, es decir, discutir y preparar la convocatoria cierta de un Plenario o Congreso de Bases de Activisatas y Delegados a nivel nacional que discuta, coordine y garantice un plan de lucha hasta poner en pie tal evento y derrotar la política hambreadora de Menem, aliancistas, etc.
Llamamos a los trabajadores y a la izquierda a impulsar, ante la cada vez más abierta opresión imperialista, y consumar la independencia política de los trabajadores que tanto necesitamos.


Volver al índice


Hosting by WebRing.