SOLIDARIDAD CON LAS MADRES DE LA PLAZA DE MAYO

Denunciamos la miserable campaña de desprestigio y criminalización fascista a la que están siendo sometidas las Madres de Plaza de Mayo en el estado español. Encabezada entre otros por el Ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, y el juez Fungairiño (principal opositor al procesamiento de Pinochet), quienes se escandalizan por la solidaridad expresada por las Madres, hace año y medio, al colectivo de represaliados políticos vascos y la condena que ellas hicieron por el cierre de dos medios de comunicación, su objetivo es descalificar la lucha de todos los que se oponen a la opresión de los pueblos.

Estos herederos del franquismo que forman el Partido Popular, hoy gobernante, con la complicidad del PSOE y parte de Izquierda Únida, quieren esconder la violencia que práctica diariamente el estado español contra el independentismo en general y el vasco en particular.

El cierre del periódico y la radio Egin, el apresamiento de la mesa de HB, la tortura, la dispersión de los presos y presas y la
persecución de toda persona sospechosa de alterar el "orden establecido" son algunas de las "medidas democráticas" ejecutadas en la España de hoy.

Las Madres de Plaza de Mayo no tienen porqué ocultar lo que les transmiten los jóvenes nacionalistas, insumisos, libertarios, okupas, independentistas, antifascistas, comunistas, etc, de todo el estado español que son criminalizados y sufren hoy los abusos del gobierno.

Recordemos que numerosos jueces de la Audiencia Nacional han sido denunciados por organismos de derechos humanos, entre otros, uno tanpoco sospechoso como Ammistía Internacional, en su último informe sobre la tortura en el estado español.

Ahora estos fascistas pretenden criminalizar a las Madres y a todos y todas los que no piensan como ellos. Para ellos "intolerantes y violentos" son todos aquellos que denuncian los atropellos a los presos y sus familiares, mientras que ellos se dicen "demócratas", cuando su práctica de gobierno los muestra como hijos políticos de cuarenta años de franquismo.

Ellos que hoy siguen avalando a asesinos reconocidos como Fraga o Martín Villa, prohombres de este estado "de derecho" burgués, que impone la represión como única salida para el conflicto vasco y desprecia a las que luchan por sus derecho a la autodeterminación.

Nosotros por nuestra parte reiteramos nuestro apoyo a las Madres y a todos aquellos que luchan por la libertad y el fin de la opresión del hombre por el hombre. Con este intento de criminalizarlas, el estado español no hace más que retomar la caza de brujas que durante 40 años utilizó el franquismo.

Ya era hora de que alguien les quitara la careta a estos facistas reconvertidos en "demócratas"!

2-1-00 - Partido Obrero Revolucionario



Índice

Página Principal

Hosting by WebRing.