Después del masivo paro general de 36 horas...

¿Cómo seguir la lucha?

Ninguna ilusión en las instituciones de esta democracia mentirosa

Impulsar la democracia de los de abajo: ¡ASAMBLEAS DE BASE!

El contundente paro del 23 y 24 de noviembre demostró varias cosas al mismo tiempo:

Los desocupados, los trabajadores, los chacareros, los pequeños comerciantes, los estudiantes, luchaban desigual y aisladamente antes del paro, y se preguntaban también:

"¿Adónde vamos a ir a parar?"

"¿Hasta cuándo va a seguir el Gobierno con el ajuste?"

Hoy, después de los piquetes y de la muerte de Verón en Tartagal; de Castells y miles de luchadores que siguen presos y/o procesados; del espectáculo lastimoso de todo el régimen rindiendo pleitesía a los empresarios y al FMI, y, en fin, de la propia masividad del paro, cabe contestar lo siguiente:

"Vamos a parar a un pozo sin fondo si no luchamos,

y es justamente la lucha el único límite a la explotación"

Pero este razonamiento elemental de cualquier trabajador o estudiante conciente, que conduce a avanzar en la tarea de cómo seguir la lucha, va a contramano de las conclusiones y la política de las tres centrales sindicales que convocaron al paro de 36 horas: es que más allá de sus divergencias y matices, tanto De Genaro como Moyano y Dáer se han orientado claramente a pedirle al Gobierno que "rectifique el rumbo de la política económica", y con este objetivo declarado, han aceptado la invitación de sentarse en la Mesa de Concertación convocada por De la Rúa, Storani y Patricia Bullrich.

Si hacemos memoria, es la historia repetida: después del paro de junio hicieron lo mismo, hasta que el reguero de cortes de rutas, y conflictos sectoriales y regionales, les arrancó el paro de 36 horas.

Nuestro partido rechaza marcar el paso al compás de la política de conciliación de clases de la burocracia sindical.

Nuestro partido entiende que este rechazo es compartido por múltiples organizaciones, pero también por miles de activistas y delegados, inclusive cuadros medios y de base de las diversas estructuras sindicales.

Pero especialmente nuestro partido está convencido que el pueblo trabajador en general está asqueado de los manejos y manipuleos de la burocracia sindical de todo pelaje.

En esta convicción, consideramos que es prioritario tomar la continuidad del paro de 36 horas en manos de todos aquellos que creemos necesario continuar y profundizar la lucha contra la opresión. Por todos aquellos que sufrimos todos los días el ajuste del hambre, la miseria, la desocupación y la represión.

Es hora de forjar un FRENTE ÚNICO que nos permita fortalecernos en esta tarea. Un FRENTE ÚNICO que coloque a la ASAMBLEA DE BASE (de fábrica, de empresa, de barrio, de colegio, de facultad, de gremio, etc.), como la herramienta fundamental que permita UNIFICAR POR ABAJO lo que la burocracia de todo pelaje DIVIDE POR ARRIBA.

ASAMBLEA, para hacer el balance del paro.

ASAMBLEA, para discutir y resolver como seguir la lucha.

ASAMBLEA, para elaborar un pliego de reivindicaciones de cada sector hacia un PROGRAMA UNIFICADO DE MEDIDAS OBRERAS Y ANTIMPERIALISTAS ANTE LA CRISIS.

ASAMBLEA, para elegir nuevos dirigentes, y avanzar en la coordinación regional y nacional hacia un CONGRESO NACIONAL DE DELEGADOS Y ACTIVISTAS.

PARTIDO OBRERO REVOLUCIONARIO

Página Principal

Índice

Documentos relacionados
 

Hosting by WebRing.