Para lograr la paz...
¡Hay que terminar con la explotación del hombre por el hombre!
¡Hay que acabar con la opresión de los pueblos!
¡Hay que derribar este sistema capitalista-imperialista!
Cambiemos el mundo de base:
¡SOCIALISMO O BARBARIE!
¡ABAJO EL TERRORISMO ASESINO!
¡LA EMANCIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES SERÁ OBRA DE LOS TRABAJADORES MISMOS!

La dantesca imagen de las emblemáticas torres gemelas viniéndose abajo no significan, de ningún modo, la caída del capitalismo. Los miles de muertos y heridos ratifican, una vez más, la barbarie del terrorismo criminal, opuesto al accionar revolucionario de las masas, y funcional al terrorismo de Estado (del cual es un producto), que el Imperialismo norteamericano ha desplegado una y otra vez a lo largo y ancho del planeta.
Debemos distinguir con todo rigor las miles de víctimas inocentes (parte del pueblo trabajador norteamericano), de un régimen político y social (el capitalismo), que ha tenido en el Imperialismo yanquee uno de sus ejecutores más destructivos de la humanidad: Hiroshima y Nagasaky, Vietnam, Irak, Medio Oriente, Yugoslavia, son tan sólo algunos de los ejemplos de ese terror imperialista.
Al escribir esta declaración, la capital de Afganistán, Kabul, estás siendo víctima de violentos ataques con misiles.
El Gobierno yanquee no se atribuye tales ataques, del mismo modo que repudian las masacres de Nueva York y Washington los talibanes afganos, el Gobierno cubano de Fidel Castro, la OLP de Arafat y hasta el ultrafundamentalista Hamas.
Nadie se hace cargo de los miles de muertos, y esto nos permite una reflexión: sólo un sistema en descomposición, que sólo puede dar más hambre, muerte y miseria a la humanidad, puede presenciar impotente como se violan los más sofisticados sistemas de seguridad, y como pierden la vida miles de seres humanos.
Lo notable, es que buena parte de los sospechosos de este repudiable acto de barbarie, fueron prohijados por el Imperialismo norteamericano, fueron sus agentes: es el caso de los talibanes y de Osama Bin Laden, riquísimo saudita, utilizado en los 80 para combatir al Ejército Rojo que ocupara Afganistán. Es el caso del líder iraquí Sadam Hussein, armado hasta los dientes por los yanquees para aplastar la revolución iraní.
Más allá de quienes realizaron estos repudiable atentados, lo cierto es que son la expresión de la descomposición de un sistema. Es la concentración del poder económico y político en un puñado de capitalistas, es la usurpación que ellos han hecho de la riqueza producida por generaciones de seres humanos, la causa básica de la violencia asesina y suicida que encarna el terrorismo.

Nuestro partido declara:

A las torres gemelas que encarnan el poder económico de Wall Street, al Pentágono, a la Casa Blanca, no había que derribarlas: hay que tomarlas en manos de los millones de trabajadores norteamericanos, como hay que expropiar al puñado de burgueses, dueños de los bancos, de los campos, de las fábricas, en beneficio del conjunto de la humanidad.
La violencia básica de la sociedad capitalista está en esta cruda realidad: la capacidad productiva de alimentos triplica la población mundial, y sin embargo, un tercio de la humanidad muere literalmente de hambre. Esta injusticia básica no se resuelve con terrorismo: al contrario, refuerza el accionar imperialista en todo el planeta, y es un obstáculo al desarrollo de la conciencia de los explotados del mundo. Esta injusticia básica se resuelve atacando la causa: la propiedad privada de los medios de producción. La salida es la revolución socialista internacional, tarea que deben realizar los miles de millones de explotados en todo el mundo.
Nuestro partido llama a la conformación en Argentina de un FRENTE UNICO ANTIMPERIALISTA, que sigue manteniendo en pie de lucha a los trabajadores y el pueblo contra este régimen hambreador de Cavallo y De la Rúa.
Nuestro partido llama a todos los explotados del mundo, y en especial, a los trabajadores norteamericanos, a no ser carne de cañón de sus explotadores, desarrollando una política independiente, obrera y socialista.

PARTIDO OBRERO REVOLUCIONARIO

Página Principal

Hosting by WebRing.