Declaracion politica de la LRP sobre la convocatoria a las Jornadas Internacionales de Debate

Como preparacion para las Jornadas Internacionales de Debate para la Reconsttruccion de la Cuarta Internacional, convocadas por la Liga Bolchevique Internacionalista (LBI) de Brasil y el Partido Obrero Revolucionario (POR) de Argentina, la Liga por un Partido Revolucionario (LRP) de Estados Unidos quiere hacer publicas sus posiciones sobre los puntos fundamentales de la convocatoria para la conferencia, publicada en abril de 1999.

En el espiritu de debate franco y honesto que la convocatoria invoca, nosotros indicaremos algunos de nuestros acuerdos y desacuerdos con la linea politica de la convocatoria, con la esperanza de que esto nos ayudara a tener discusiones mas productivas. En algunos casos nuestros desacuerdos son fundamentales, en otros ellos pueden ser solo aclaraciones que no implican desacuerdos fundamentales. El documento de nuestro camarada Sy Landy "La expansion stalinista, la cuarta internacional y la clase obrera" que ya ha sido publicado en Tribuna de Debates, remarca algunas de nuestras diferencias con las posiciones de la LBI y el POR, particularmente sobre la naturaleza de la URSS stalinista y de los llamados estados obreros degenerados que fueron creados tras la segunda guerra mundial.

Sobre los estados stalinistas y el defensismo revolucionario

Nosotros acordamos que la URSS en los años 30 era un estado obrero degenerado, pero creemos que la contra revolucion stalinista fue mas alla de lo que Trotsky entendio y destruyo el estado obrero hacia fines de la decada. Nosotros no acordamos con que los estados stalinistas creados despues de la segunda guerra mundial eran estados obreros. Nosotros afirmamos el pensamiento marxista fundamental que entiende que un estado obrero solo puede ser creado por una revolucion obrera. Nosotros creemos que los estados creados por el stalinismo eran formas de capitalismo estatizado. Nuestra posicion es analizada en detalle en nuestro libro "Vida y Muerte del Stalinismo".

Nosotros distinguimos entre la defensa de las conquistas obtenidas por los trabajadores de los estados stalinistas y ex-stalinistas, por un lado, y la defensa del aparato stalinista de estado (ejercito, policia, burocracia, etc...), por el otro. Por ejemplo, nosotros nos opusimos a las privatizaciones de las economias de la URSS y del resto de Europa del Este. La defensa de estas conquistas requiere de una oposicion revolucionaria al estado y a la burocracia stalinistas, los cuales iniciaron los ataques contra la clase obrera mucho antes de que ocurrieran los cambios en los gobiernos. El aparato stalinista de estado defendio la privatizacion de la priopiedad estatizada, sus diferentes fracciones tuvieron diferencias solo sobre el ritmo de las privatizaciones. Nosotros creemos que defender coherentemente los estados stalinistas significa defender las privatizaciones, el mercado y la profundizacion de los lazos con el imperialismo.

Por eso nosotros no defendimos el Muro de Berlin, la invasion a Hungria y Checoslovaquia, el golpe de Jaruzelski en Polonia y actos represivos que aplico el aparato stalinista para defenderse de las luchas obreras. Nosotros creemos que la convocatoria es inconcintente cuando al mismo tiempo defiende el Muro de Berlin y se opone a los ataques stalinistas. El Muro fue un arma en contra de la clase obrera, y las tropas que lo controlaban fueron responsables del asesinato de proletarios en defensa de la burocracia.

Nosotros acordamos con la convocatoria en que los estados stalinistas fueron tomados por "gobiernos y regimenes totalmente entregados al imperialismo .... [los cuales] transformaron estos paises en ejemplos literales de la barbarie capitalista, ejemplificada en el hambre, la miseria, el desempleo y la prostitucion." Pero el hecho de que los nuevos regimenes reaccionarios fueran dominados por lideres de los ex-partidos stalinistas que controlaban el estado confirma nuestra opinion de que las contrarrevoluciones fueron politicas y no sociales: un sector de la clase dominante reeemplazo a otro, con muchos de los mismos burocratas manteniendose en el poder.

La convocatoria hace referencia a los aun existentes "estados obreros" - China, Corea del Norte, Cuba y Vietnam. Nosotrs acordamos con defender a estos estados frente al imperialismo ya que nosotros defendemos a todo pais oprimido ante los ataques imperialistas, y con defender las conquistas obreras contenidas en ellos. Sin embargo, nosotros podemos predecir que el asalto a las conquistas obreras seguira siendo dirigido por los burocratas stalinistas que controlan estos estados en colaboracion con agentes abiertos del imperialismo.

Sobre la cuestion nacional

Nosotros acordamos con la defensa incondicional de la nacion oprimida por el imperialismo. Acordamos con que "solo el proletariado es capaz de liderar consecuentemente la lucha contra la opresion nacional y por el cumplimiento de las tareas democraticas". Donde la convocatoria propone " un programa revolucionario que combine la defensa de la nacion oprimida con la lucha por la toma del poder de parte de los explotados", nosotros aclaramos que estamos por que el proletariado apoyado por las otras clases tome el poder. Nosotros creemos que siempre es importante establecer una linea divisoria entre las distintas clases, y mucho mas importante cuando se trata de la cuestion del poder.

Respecto al llamado "Frente Unico Antiimperialista" no puede haber espectativas de que la burguesia nacional se alinee junto con el proletariado y los campesinos. Nosotros creemos que es posible formar temporaria y tacticamente bloques militares con elementos de la burguesia nacional cuando ellos son momentaneamente impulsados a conflictos con el imperialismo. Sin embargo, el proletariado y sus organizaciones no deben formar bloques politicos o gubernamentales incluso con los elementos mas izquierdistas de la burguesia y no deben confiar en ningun programa antiimperialista propuesto por ellos.

Sobre la estrategia revolucionaria

Nosotros acordamos con que "la tarea central de un partido revolucionario es la pelea para que la clase obrera tome el poder por medio de una revolucion proletaria". Tambien acordamos con que no existe la via democratica-burguesa o electoral hacia el socialismo.

Nosotros acordamos con que la clase obrera y su partido deben ser los mas destacados luchadores por la destruccion de todo aparato militar o policial del estado burgues y deben trabajar para la creacion de milicias obreras y para armar a los estratos de la poblacion aliados al proletariado. Sin embargo, creemos que el llamamiento de la convocatoria a armar "milicias de todo el pueblo" es una formulacion que puede llevar a importantes eventos de la lucha de clase hacia el frentepopulismo.

Sobre la concepcion de partido

Nosotros creemos que el partido revolucionario representa a las capas mas avanzadas de la vanguardia y que es el partido de una sola clase y centra su trabajo en la clase obrera. La construccion de un partido revolucionario de vanguardia requiere de la diferenciacion de las distintas capas de la clase con el objeto de ganar a la vanguardia emergente; incluso los partidos revolucionarios de masas no tratan de esquivar a las capas avanzadas en su intento por liderar a la masa de trabajadores con un nivel menos avanzado de conciencia.

Nosotros creemos que la clase obrera no necesita de elementos pequeñoburgueses o de clase media que la lideren. De todas formas, el partido admite intelectuales, elementos de clase media y pequeñoburgueses siempre y cuando la composicion obrera del nucleo de vanguardia se mantenga. Estos elementos deben ser probados en el tiempo y apartados de sus origenes de clase para que representen a los intereses del proletariado. Los comunistas siempre deben trabajar para establecer el caracter obrero del partido tanto en su composicion social como en su programa.

Esto es especialmente importante dado el rol conservador de la aristocracia obrera y dadas las divisiones existentes dentro de la clase obrera, divisiones que bloquean el desarrollo de la conciencia obrera y que deben ser superadas en la lucha por la construccion del partido revolucionario.

Como lo indica el articulo de la LRP en Tribuna de Debates, la degenaracion de la Cuarta Internacional involucro no solo las posiciones erroneas sobre el stalinismo sino tambien una orientacion hacia la creciente clase media tras la segunda guerra mundial y el rechazo del rol revolucionario del proletariado.

Muchos "trotskystas" creen estar siguiendo a Lenin cuando sostienen que la conciencia revolucionaria se desarrolla afuera del proletariado y es llevada a la clase obrera desde afuera de ella. Sin embargo, este es un punto de vista pequeñoburgues (frecuentemente refleja el punto de vista de la aristocracia obrera) que fue rechazado por Lenin y Trotsky y que llevo a los centristas a buscar en clases ajenas a la clase obrera a las fuerzas para hacer la revolucion socialista en remplazo de aquella. En lugar de ver al proletariado como la fuerza conciente del cambio revolucionario, los centristas reducen a la clase obrera al rol de tropa de maniobra para ser manipulados por los sabios producidos por la intelligentsia pequeñoburguesa.

Por eso, nosotros pensamos que la discusion sobre la concepcion del partido debe tomar en cuenta la cuestion del desarrollo de la conciencia revolucionaria dentro del proletariado y las divisiones dentro de la clase obrera; en particular, el rol de la aristocracia obrera.

Sobre la Cuarta Internacional

Nosotros acordamos con el llamado a la construccion de partidos bolcheviques en cada pais como seccion de la Cuarta Internacional reconstruida. [Nosotros usamos la consigna "Recrear la Cuarta Internacional" por que la consigna Reconstruir la Cuarta Internacional ya ha sido usada para significar la unificacion de organizaciones centristas existentes que se denominan asi mismas Cuarta Internacional.]

De acuerdo con nuestro punto de vista, la Cuarta Internacional, como lo muestra su incapacidad para entender la naturaleza del stalinismo, puso de patas para arriba los principios basicos del marxismo. Durante los 50, la Cuarta Internacional demostro que no representaba mas a la clase obrera revolucionaria y que habia degenerado en una organizacion centrista pequeñoburguesa, representante de clases ajenas al proletariado. Como establece nuestro documento en Tribuna de Debates, la revolucion boliviana de 1952, en un pais donde la Cuarta Internacional tenia influencia importante dentro de la clase obrera, fue la prueba decisiva de las politicas revolucionarias. Esta prueba significo un fracaso no solo para el POR boliviano liderado por Lora, sino tambien para la Cuarta Internacional en su conjunto.

Bajo esta perspectiva, nosotros encontramos que la intencion establecida en la convocatoria de "avanzar en la discusion sobre la constitucion de una nueva tendencia cuartainternacionalista" esta insuficientemente explicada, ya que no deja en claro la vision sobre la historia de la Cuarta Internacional que hay detras del llamamiento por la formacion de una nueva tendencia.

Puntos adicionales

Nosotros pensamos que la convocatoria no trata suficientemente la cuestion del Frente Popular (a pesar de indicar su oposicion al Frente Popular en general) a pesar de existir un sin numero de practicas frentepopulistas dentro del ambiente pseudo-trotskysta. Por ejemplo, nosotrs nos opusimos a cualquier tipo de apoyo electoral al Congreso Nacional Africano en Sud Africa, cosa que hicieron muchas organizaciones trotskystas.

Nosotros tambien pensamos que la convocatoria es deficiente al no incluir un analisis del estado presente de la lucha de clases internacional. Cual es el actual balance de fuerzas entre las clases a nivel internacional? En que etapa nos encontramos? Cual es la linea de marcha que debe tomar el proletariado?

Conclusiones

A pesar de nuestras diferencias politicas, algunas de ellas en cuestiones fundamentales, nosotros bienvenimos la Convocatoria a una Conferencia Internacional de Debate hecha por organizaciones que han roto hacia la izquierda con las tendencias oportunistas en las que estaban integradas.

Durante muchos años, nosotros hemos sostenido que el debate sobre la naturaleza del stalinismo no es una abstraccion teorica sino que tiene sus raices en la comprension de la naturaleza revolucionaria del proletariado y en la lucha por el avance de la conciencia de clase revolucionaria. Este debate es vital para todos aquellos dedicados a recrear el Partido Mundial de la Revolucion Socialista.

LRP - 21 de Julio de 2000

Página Principal

Volver

Hosting by WebRing.