Acta de formación del Comité‚ Paritario entre el PTS y el POR hacia un Comité, de Enlace abierto por la Reconstrucción de la IV Internacional

El texto que sigue configura el resultado de una serie de discusiones (orales y escritas) y acciones en común entre el PTS y el POR de la argentina. Es presentado a la vanguardia obrera y juvenil en general, y a los partidos, grupos o individuos que se ubican en el campo ideológico del marx-leninismo-trotskysmo en particular, a manera de Acta que registra el estado de maduración de los acuerdos, los puntos que son jerarquizados para el debate, y los pasos de implementación organizativa que creemos viables.
Desde luego, lo concebimos como un aporte a una discusión y a una práctica revolucionarias que nos excede, y es por lo tanto un llamamiento a sumarse a este planteamiento a todos aquellos que estén empe#ados en resolver la crisis de dirección del proletariado en terminos de Reconstruir el partido mundial de la revolución socialista, la IV Internacional y sus secciones nacionales.
El método para avanzar hacia los acuerdos de un Comité de Enlace, es someter los acuerdos principistas a la luz de los combates fundamentales actuales de la clase obrera, extrayendo de los mismos lecciones fundamentales, tanto a nivel mundial como nacional.

Acuerdos Principistas

  1. Nuestro planteamiento de reconstruir la IV Internacional parte de la comprobación que su bagaje programático (condensado en el Programa de Transición y en la Teoría de la Revolución Permanente) ha demostrado su corrección y su vigencia desde la fundación de la IV Internacional en 1938.
  2. Contra el rol contrarrevolucionario jugado por el stalinismo, el maoísmo, el castrismo, la socialdemocracia, el foquismo y las diferentes variantes del nacionalismo burgués y peque#oburgués, sólo el trotskysmo (entendido como continuidad histórica del marxismo-leninismo) brinda el arsenal ideológico, programático y político para avanzar en resolver lo que determina la crisis de la humanidad: la crisis de dirección revolucionaria del proletariado.
  3. Esta definición principista no sólo que no niega, sino que refuerza, la lucha sin cuartel que nos proponemos contra el centrismo que recorre a las principales corrientes autoproclamadas trotskystas. Entendemos este centrismo como un resultado de las presiones de la burguesía y el Imperialismo, así como de las direcciones contrarrevolucionarias antes nombradas.
  4. Estas corrientes centristas han conformado durante decadas diferentes mecanismos de adaptación y capitulación a los regímenes burgueses (que oscilan entre el oportunismo y el sectarismo), conformando elencos dirigentes cristalizados en ese papel, que configuran un bloqueo a la evolución revolucionaria de valiosos cuadros en sus propias filas, y por esa vía, un bloqueo a la independencia política de la clase obrera.
  5. Estos elencos dirigentes son irrecuperables para reconstruir la Cuarta Internacional no sólo por su política centrista durante décadas, sino porque, por su propia cristalización burocrática, configuran un obstáculo insalvable para avanzar en un balance histórico autocrítico, que les permita superar su centrismo de cara a la intervención concreta en la lucha de clases mundial actual. La larga lista de expulsados, difamados, purgados de esas organizaciones autoproclamadas trotskystas, son una demostración contundente de la impotencia de esos elencos dirigentes para tolerar el menor debate y/o cuestionamiento a su política centrista de equilibrio con los regímenes burgueses. Su contenido centrista está indisolublemente ligado a sus métodos burocráticos.
  6. Justamente por esto, las reservas revolucionarias que anidan en esas organizaciones se expresan a lo largo y ancho del planeta (más allá de lo que conozcamos fehacientemente, se constata una tendencia mundial), a manera de astillas, fracciones, grupos o incluso individuos que buscan un terreno de agrupamiento para potenciar la perspectiva revolucionaria.
  7. La lucha por la formación de un Comité de Enlace Abierto parte del realismo que, en las actuales condciones, es necesario un marco funcional a la necesidad de debate y acción política cuartaunternacionalista, que contemple diferentes orígenes y tradiciones, de manera de poder avanzar hacia una síntesis revolucionaria.
  8. La concepción estratégica común que necesariamente deber  primar entre los componentes de este Comité de Enlace abierto, es la de la revolución y dictadura proletarias, como línea de clase internacionalista, que define la lucha por la revolución socialista mundial como punto de partida para toda intervención nacional y/o regional.
  9. Esta concepción excluye (por antimarxista) cualquier teoría de la "excepcionalidad nacional" (nacional-trotskysmo), como piedra de toque para la intervención revolucionaria. Por el contrario, entiende las particularidades nacionales (incluso las más excepcionales) como la refracción concreta de la lucha de clases a escala mundial. Es por esto que configura la tarea de este Comité de Enlace que proponemos, estudiar y actuar, al mismo tiempo, sobre los grandes ejes de la situación política internacional y sobre su refracción en los países donde podamos intervenir (fundamentalmente, por ahora, en América Latina, dado nuestro desarrollo). Desde este punto de vista corresponde jerarquizar el estudio de la particularidad nacional, combatir el internacionalismo abstracto. Estos conceptos son la piedra de toque para elaborar el programa, la línea política y el plan de organización que nos permita militar correctamente.
  10. Consecuentes con la estrategia definida en el punto 8, entendemos la revolución como un proceso de masas, basado en su acción directa, en su violencia organizada, en la gestación de sus propios organismos de poder (soviets, concejos obreros o la forma que adquieran), y la incidencia del partido revolucionario en su dirección. Esta línea estratégica se opone por el vértice al populismo, al sindicalismo, al electoralismo, al foquismo. Justamente por esto, damos batalla sin cuartel en el plano de las elecciones burguesas, de los sindicatos, y de los más diversos ámbitos de la lucha para desenvolver tácticas que conduzcan a un trabajo preparatorio bajo la estrategia sovietica, es decir, de la lucha por la independencia política de la clase obrera y por su propio poder, para acaudillar detrás de esa estrategia a los explotados de la ciudad y el campo.
  11. Conforma también una batalla fundamental la lucha contra la burocracia sindical y el reformismo de diferente pelaje que dirige las organizaciones de masas.
  12. Acordamos en luchar por un partido obrero revolucionario, leninista, cuartainternacionalista y de combate, basado en el centralismo democratico.

Areas de debate

  1. Elaboración de una Tesis Mundial, que incluya la caracterización de la correlación de fuerzas entre las clases, a partir de la extracción de las lecciones que dejan los acontecimientos y/o luchas decisivas del último período.
  2. Caracterización de la situación política argentina y tareas desde un punto de vista cuartainternacionalista, tanto de la situaci¢n actual y su pronóstico, como desde el punto de vista histórico (qué tipo de país, formación de las clases, modificaciones en la estructura económica de los últimos a#os, etc.).

Areas de dicidencia

Táctica del Frente énico y sus diferentes concepciones, a la luz de los combates actuales.

Pasos organizativos a implementar en forma inmediata

  1. Difundir ampliamente a escala internacional y nacional la presente acta.
  2. Abrir un Boletín Interno Internacional como canal orgánico de debate de la militancia de ambas organizaciones.
  3. Habilitar espacios en la prensa pública de ambas organizaciones para este Comité Paritario.
  4. Intervenir de manera coordinada ante cualquier iniciativa que las tendencias centristas tomen en nombre de la Cuarta Internacional.
  5. Coordinar una campa#a com£n sobre la vigencia revolucionaria de León Trotsky.
  6. Coordinar la acción política en la Argentina, tanto a nivel nacional como en las diversas regionales. En este terreno sacar un manifiesto qeu exprese una política obrera independiente, a fin de explorar la posibilidad de convocar a un plenario nacional clasista y antiburocrático.

Buenos Aires, 23 de agosto de 1998

por PTS (Partido de los Trabajadores por el Socialismo): T.Moreira y Grace
por el POR (Partido Obrero Revolucionario): Gustavo Gamboa y Tomás Murua 1

Hosting by WebRing.